El rango de escucha entre antirrobo y teléfono es de 100 m aproximadamente, si estás más lejos el candado no está conectado, así que no puedes interactuar con él (hacer sonar alarma por ejemplo), pero si que recibirás notificaciones y si otro usuario con la app LUMA NETLOCK pasa al lado de tu antirrobo, la información de la última ubicación se actualizará a la hora de esa última escucha.